TURES EN EL PROCESO DE URBANIZACIÓN DEL G.A.M. EN LAS PRIMERAS DÉCADAS DEL SIGLO XXI.


A la derecha, detrás de la parada se puede observar el terreno baldío que antes fue cafetal.

Durante mucho tiempo, se ha observado a Tures como un lugar rural, rodeado de lindos paisajes, ríos, quebradas y cafetales. Sin embargo, en los últimos años se ha visto una transformación del uso de suelo. Los cafetales que una vez fueron el medio de trabajo de muchos de sus habitantes en vacaciones de fin de año, hoy por hoy, dan paso a urbanizaciones y nuevos cultivos. Esto no sólo ha cambiado el paisaje sino que también ha incorporado nuevos actores sociales en la dinámica social, cultural y política del pueblo. Los cambios del paisaje del pueblo de Tures tienen una explicación histórica que engloba no solamente al distrito sino que también involucra a todas las zonas altas que fueron consideradas el anillo de contención de la zona urbana central de Costa Rica. Este artículo pretende analizar la transformación urbana de Tures inserto en el proceso de urbanización de las zonas altas que rodean el Gran Área Metropolitana (GAM) a partir de tres mecanismos causales: la producción de café, el aumento demográfico y la geografía en las primeras décadas del siglo XXI, con el fin de comprender los cambios sociales y económicos que sufre el distrito en la actualidad. 1. Del café a la urbanización: revalorización de las tierras urbanizables de las zonas altas y zonas intermedias A finales del siglo XX, el proceso de urbanización que había iniciado en 1945 en la ciudad de San José y que abarcó otras zonas geográficas como Heredia, Cartago y Alajuela comenzó el debate sobre las tierras urbanizadas y por urbanizar. El café había perdido fuerza para finales del siglo XX debido a la decisión de sus productores de vender sus tierras, ya fuera por deudas con los bancos o por la inestabilidad de los precios mundiales del café. Esto comenzó una tendencia de urbanización de cafetales que generó la expansión de la GAM. Estas tierras se llamaron tierras urbanizadas. Las tierras urbanizadas son aquellas en las que “ ya se ha realizado y habilitado todas las características de urbanización; como son la viabilidad, la infraestructura de aguas, electricidad, telefonía, así como características de las parcelas y se ha definido los estándares de la estructura constructiva de la edificación”. No obstante, existieron otras tierras que por su uso de suelo no fueron urbanizadas debido a las políticas y planes reguladores del Estado. Este es el caso de las tierras altas como: San Rafael, San Isidro, en nuestro caso, Tures, etc; pero esto no quiere decir que no tienen un potencial para urbanizarse. Las tierras urbanizables son aquellas que debido a su ubicación geográfica representan un alto valor de plusvalía en el mercado inmobiliario ya que se encuentran en zonas estratégicas que les permiten el fácil acceso a bienes y servicios.[4] Su urbanización esta sujeta a la demanda del mercado de consumo de vivienda y a la política de vivienda que promueva el ente regulador, en este caso: los gobiernos locales. Ante el proceso de urbanización de las dos primeras décadas del XXI, vemos que los productores de café se ven sometidos a presiones externas como las bajas cosechas de grano de oro debido a la enfermedad de la rocha presente en 2012-2013 y la baja de los precios internacionales. Así mismo se le suman presiones internas como las preferencias de las personas por centros comerciales, salones de belleza y comercios, y la problemática de la basura. Es así como en las primeras décadas del siglo XXI, nuestros cafetales ceden a nuevas inversiones inmobiliarias y cambios en el paisaje. Tures no es la excepción. 2. Bendecido por la naturaleza. El distrito Tures como lugar de paso en el proceso de desarrollo urbano de la Gran Área Metropolitana en las primeras décadas del siglo XXI Tures es un distrito ubicado al este del cantón de Santo Domingo de Heredia. Cerca de la ruta 32 o carretera a Guápiles y cerca también del cantón de San Isidro. Tiene una ubicación geográfica privilegiada cerca de los principales servicios como lo son: las ferias del agricultor (San Isidro o Santo Domingo), restaurantes, centros comerciales y médicos. Esto lo hace una zona con alto interés inmobiliario que poco a poco se ha venido reflejando al sustituir sus cafetales, como ha sido tendencia en otros lugares, por nuevas estructuras o terrenos baldíos, la venta de casa y su alquiler. Sin estar en un proceso urbano propio, Tures se ve beneficiado por la expansión de la GAM en donde su población demanda mejores carreteras, hay un mayor consumo de automóviles y creación de zonas residenciales.[6] En el caso de estudio, Villa Ángel, Proyecto urbano La Zamora, Súper El Yeye, la soda LaTureña y el restaurante El Descanso son ejemplos de las nuevas demandas habitacionales y comerciales que requiere su población. Su población compuesta en un inicio por familias de tradición cafetalera dio paso a la inclusión de nuevos habitantes de clases sociales distintas y en alguna medida profesionalizados. Esto es una consecuencia de los centros industriales de los que Tures está cerca como la Zona Franca del Este, ubicada en Tibás, La Valencia en Santo Domingo y Heredia. No obstante, esta ubicación geográfica privilegiada y el proceso de urbanización de la GAM traen consigo externalidades negativas como la delincuencia y el trasiego de drogas.

6 vistas0 comentarios