Violencia estructural y desigualdad durante la pandemia del COVID-19 en Costa Rica (2da parte)

Por Ismayaira Guillén Montero



“Yo soy inmigrante mi madre también, Y juntos cortamos el rojo café, También fue la madre que dejo los hijos Y cruzo fronteras cargando el dolor.” (Ríos de gente, Perro zompopo, cantautor nicaragüense)

Cuando un grupo de individuos de diferente etnia es excluido de la sociedad se le llama violencia étnica. En nuestro país es implementada en doble partida: primero desde el punto de vista estatal, nuestra identidad nacional está construida sobre nacionalismos que con el tiempo se han ido deformando y creando el mito de nuestro blanqueamiento de raza. Es decir, nos consideramos superiores a los demás países centroamericanos por ser “blancos”, no tener ejército e invertir en educación y para distinguir nuestra historia de los demás, nos consideramos la “Suiza Centroamericana.” Nuestra identidad está construida sobre la otredad de nuestro país hermano Nicaragua y sobre nuestros propios pueblos autóctonos. Este mecanismo se legitima culturalmente mediante la xenofobia, el racismo y el nacionalismo.

La gran mayoría de nuestra población costarricense no se considera xenofóbica pues cree normal que, mediante el empleo de la agresividad contra los nicaragüenses, se defiende al país. La frase que siempre escuchamos en redes sociales, medios de comunicación y conversaciones en general es “yo no soy xenofóbico, pero…”

Esta agresividad se fundamenta frecuentemente en ideas que parecen ciertas pero que carecen de fundamento científico: que son los nicaragüenses los que ocupan nuestro sistema de salud, son los nicaragüenses los que nos quitan el trabajo y son los nicaragüenses los que cometen actos delictivos.



Imagen: Fernando Pinilla, 2020. Tomada de: (https://twitter.com/fmpinilla/status/1245315124879114240?lang=eu)


Con la pandemia, la xenofobia se manifestó de una forma más directa en las que grupos organizados manifestaron su descontento de forma violenta por la atención de salud que se les brindó a los nicaragüenses atrapados en la frontera y el establecimiento de centros COVID para su atención.


“El 13 de junio la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) decidió desalojar el albergue que alojaba a un grupo de nicaragüenses confirmados y sospechosos en Santa Rosa de Pocosol (San Carlos), después de que vecinos de este poblado se manifestaron en contra y presionaron por el retiro, por temor a un contagio entre lugareños.”[1]


“[…] en tiempos de la pandemia del COVID-19, la xenofobia contra los nicaragüenses ha resurgido. Esto sucede por la migración de nicaragüenses en la frontera norte entre Costa Rica y Nicaragua por cómo ha manejado Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, la pandemia.”[2]


Incluso se ha puesto en entredicho a las autoridades sanitarias de nuestro país por estas acciones. Alegando el colapso del sistema médico nacional por llevar a cabo la atención de “los nicaragüenses.”[3]

Estas ideas son tomadas por la población como ciertas aunque carezcan de sustento científico como explicamos antes e incluso aunque se escribieran varias notas periodísticas y estudios que explican los principales focos de contagio como lo hizo el Semanario Universidad en su nota del 16 de junio, 2020 en el que explica que si bien al inicio de la pandemia se hizo una separación entre personas nacionales y extranjeras, esto fue porque los primeros casos de contagio se dieron por turismo en nuestro país.

“La cuenta comenzó desde el primer caso: una pareja de turistas de Nueva York que adquirió el virus en su ciudad y se paseaba por Costa Rica el 6 de marzo”[4] y se continúa explicando que muchos de los casos de extranjeros nicaragüenses contagiados por COVID-19 en nuestro país se debió al contacto con personas contagiadas; es decir fueron ligados por las cadenas de contagio no porque trajeran el virus. Tal fue el caso de Pilar:


“Es nicaragüense y tiene ocho años de vivir en Costa Rica con estatus de residente. Habita en la casa donde trabaja como empleada doméstica de un matrimonio de profesores universitarios, en Heredia. “Ella no sale del país desde agosto del 2019, pero salió con el virus, sospechamos que por un familiar nuestro que nos visita a menudo y también estuvo enfermo”, contó su patrono […]”[5]



En nuestro propio pueblo Tures, circuló a inicios de la pandemia, un rumor sobre el contagio de una familia, que creó pánico entre los vecinos.


“Buenas tardes a todos los(as) vecinos(as) de Tures. Ayer se viralizó un audio en el que se informaba sobre la supuesta existencia de personas contagiadas con COVID-19 en nuestro distrito. Hoy se confirma que la información contenida en dicho audio no era real ni provenía de fuentes fidedignas como se indicaba en el mismo.”[6]


Y lejos de plantearnos si realmente era una afirmación cierta, se juzgó e incluso planeó, en algún momento tomar medidas propias contra las personas. En algunos momentos se llegó a decir que fue una familia nicaragüense conforme la información fue circulando de persona a persona, de grupo a grupo. Hasta que el Consejo de Distrito de Tures realizó el post que leímos anteriormente aclarando la situación y desmintiendo el audio que nos alarmó.

Por otro lado, el estado costarricense cargó sobre los hombros de los nicaragüenses sus medidas xenófobas; así lo denunciaron en un manifiesto las organizaciones Centro de Derechos sociales de la Persona Migrante (Cenderos), el Servicio Jesuita para Migrantes Costa Rica, el Colectivo Derechos Humanos Nicaragua Nunca+, y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y se refirieron específicamente a una medida en la que las autoridades sanitarias negaban el acceso a la salud de las personas indocumentadas.[7]

Si bien, los contagios de COVID-19 se concentraron en la zona norte de nuestro país, en la que hay mayor presencia y afluencia de migrantes, se debe rescatar que hay extranjeros de diversas nacionalidades. Incluso uno de los focos que se consideró importante en esta zona fue la entrada de transportistas contagiados.

La discusión de los contagios y la pandemia de COVID-19, desvío por un momento la atención de las condiciones infrahumanas en las que fueron reclutados los trabajadores nicaragüenses en las plantas empacadoras, actividades agrícolas y piñeras, donde sus condiciones laborales fueron deplorables, así como sus salarios y condiciones de vivienda. Esta problemática invisibilizada por los medios de comunicación desvío la atención de la opinión pública hacia los contagios de la población migrante extranjera y dejó de lado, las grandes empresas y actividades económicas que importaron mano de obra en condiciones casi de esclavitud, privando a los nicaragüenses de sus derechos humanos como lo son el trabajo digno y acceso a la salud.

Este mismo caso, se repite con nuestros indígenas donde la discriminación por el miedo al contagio alejó nuevamente nuestra atención de la toma de tierras, que sucede en el sur por parte de grandes hacendados, en un total irrespeto por la autonomía de los territorios indígenas y los cientos de convenios en los que está inscrito Costa Rica, y donde han asesinado de forma impune a varios de sus líderes.



[1]Semanario Universidad. (16de junio, 2020), “COVID-19 se ensaña contra población extranjera: ahora conforma el 26% de los casos”, Disponible en: https://semanariouniversidad.com/pais/covid-19-se-ensana-mas-contra-poblacion-extranjera-ahora-conforma-el-26-de-los-casos/ [2] Delfino. (Agosto de 2020), “Ser nicaragüense en Costa Rica durante el COVID-19”. Disponible en: https://delfino.cr/2020/08/costa-nica-ser-nicaraguense-en-costa-rica-durante-el-covid-19 [3] Puede consultar las siguientes notas de prensa sobre el tema: Semanario Universidad. (16de junio, 2020), “COVID-19 se ensaña contra población extranjera: ahora conforma el 26% de los casos”, Disponible en: https://semanariouniversidad.com/pais/covid-19-se-ensana-mas-contra-poblacion-extranjera-ahora-conforma-el-26-de-los-casos/, Agencia de la ONU para los refugiados (28 de agosto, 2020),”La COVID-19 lleva a los refugiados nicaragüenses al hambre y la desesperación” disponible en: https://www.acnur.org/noticias/briefing/2020/8/5f482fa64/la-covid-19-lleva-a-los-refugiados-nicaraguenses-al-hambre-y-la-desesperacion.html, AP News,”Costa Rica testea a nicaragüenses por COVID en la frontera” (31 de julio, 2020), disponible en: https://apnews.com/article/noticias-f6c7232962950e6f8eb90423ce05a0d3, DW, “Costa Rica hará test gratuitos de COVID-19 a nicaragüenses varados en la frontera”, disponible en: https://www.dw.com/es/costa-rica-har%C3%A1-test-gratuitos-de-covid-19-a-nicarag%C3%BCenses-varados-en-la-frontera/a-54387205, France24, (29, mayo, 2020), “La pandemia del coronavirus hace chocar a Costa Rica y Nicaragua”, disponible en: https://www.france24.com/es/20200529-choque-comercial-diplomatico-costa-rica-nicaragua-covid19, Voa Noticias, (31 de julio, 2020), “Nicaragüenses varados en frontera con Costa Rica reciben pruebas de COVID-19”, disponible en: https://www.voanoticias.com/centroamerica/nicaraguenses-varados-frontera-costa-rica-reciben-pruebas-covid19, Universidad de Costa Rica, (18 de agosto del 2020), “Impacto de la pandemia COVID-19 en las familias inmigrantes en Costa Rica”, disponible en: https://www.ucr.ac.cr/noticias/2020/08/18/impacto-de-la-pandemia-covid-19-en-las-familias-inmigrantes-en-costa-rica.html, La República, (Lunes 20 de julio, 2020) “Estudio revela: llegada del COVID-19 a Costa Rica aumentó conversaciones xenófobas en redes sociales”, disponible en: https://www.larepublica.net/noticia/estudio-revela-llegada-del-covid-19-a-costa-rica-aumento-conversaciones-xenofobas-en-redes-sociales, La Nación, (12 de abril, 2020), “Salud descarta COVID-19 en menor nicaragüense embarazada que entró a Costa Rica de forma iregular”, disponible en: https://www.nacion.com/el-pais/salud/migracion-y-pani-protegen-a-menor-nicaraguense/LNKPQUMR55EORNSMZNO7RYGTBM/story/, [4] Semanario Universidad. (16de junio, 2020), “COVID-19 se ensaña contra población extranjera: ahora conforma el 26% de los casos”, Disponible en: https://semanariouniversidad.com/pais/covid-19-se-ensana-mas-contra-poblacion-extranjera-ahora-conforma-el-26-de-los-casos/ [5] Semanario Universidad. (16de junio, 2020), “COVID-19 se ensaña contra población extranjera: ahora conforma el 26% de los casos”, Disponible en: https://semanariouniversidad.com/pais/covid-19-se-ensana-mas-contra-poblacion-extranjera-ahora-conforma-el-26-de-los-casos/ [6] Post de Facebook del Blog personal “Consejo de Distrito Tures”, 20 de mayo del 2020. [7]Semanario Universidad. (16de junio, 2020), “COVID-19 se ensaña contra población extranjera: ahora conforma el 26% de los casos”, Disponible en: https://semanariouniversidad.com/pais/covid-19-se-ensana-mas-contra-poblacion-extranjera-ahora-conforma-el-26-de-los-casos/


Haga click en el enlace para accesar a la primera parte de esta nota

https://www.eldistrito7.com/post/violencia-estructural-y-desigualdad-durante-la-pandemia-del-covid-19-en-costa-rica

79 vistas0 comentarios