Personajes del 50 aniversario de Tures

LIVIA BARQUERO.



Doña Livia supo abrirse paso y sobresalir en un entorno reservado para los hombres según las costumbres de la época.

Conocida por todos los tureños como doña Livia, su recuerdo renace en la retina de sus coterráneos cada vez que se acerca la víspera del 2 de agosto y empieza a cundir en el ambiente el aroma de los tamales, la sopa de mondongo, las tortas de arroz, los gallos de arracache, el pozol, el estofado, y ese sabor a pueblo con matices de romería que llena de entusiasmo y alegría nuestras calles desde El Volador hasta la Gruta del bajo Tures.

Doña Livia fue desde siempre distinguida por los vecinos como una decidida y fiel colaboradora de la Comisión Organizadora de las Fiestas Patronales de Los Angeles de Tures durante las décadas de 1960 y 1970.

Livia Matilde Erlinda de Las Piedades Barquero Bolaños nació un 14 de marzo de 1910, en San Miguel Norte, nombre de Tures antes de su fundación en 1971, fue hija de don Salomón Barquero y de Carmelía Bolaños, contrajo matrimonio con Domingo Eugenio Eduardo Barquero Azofeifa el 16 de junio de 1928 en Santo Domingo de Heredia y la ceremonia fue celebrada por el querido Presbítero Francisco Mendoza.

Doña Livia, frente a su casa, junto a Victor Manuel "Toli" León.

La imagen de doña Livia en el pintoresco paisaje de la venta de comidas, junto al fogón, era ya una estampa clásica, su espíritu de lucha, tesón y ese incansable entusiasmo constituyó el caldo de cultivo perfecto que contagiaba a sus contemporáneos a meterse de lleno a trabajar hombro a hombro con sus vecinos para hacer de las fiestas patronales un evento digno de recordar año a año.

Doña Livia tenía un toque especial para sazonar las comidas que salían de su cocina pero su fuerte era el lomo relleno que era buscado por muchas personas, propias y de localidades cercanas, que se acercaban a las fiestas buscando probar este manjar tradicionalmente infaltable en aquellos años.

En el antiguo Centro Cívico de Tures, que se ubicaba en el edificio que alberga

Fiestas de Los Angeles de Tures a mediados de la década de 1960.

actualmente el Ebais, se exhibió por aproximadamente una década, junto a los retratos de otros próceres tureños, la fotografía de Livia Barquero con una mención honorífica que la acreditaba como hija predilecta del pueblo por su invaluable aporte al desarrollo y a la formación de la identidad del terruño que la vio nacer.

Doña Livia dejó de existir el 18 de diciembre de 2000, dejando entre nosotros un recuerdo indiluible y un ejemplo de altruismo y valores dignos de seguir por la nuevas generaciones.


759 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo