TURES HOY (abril de 2019).



Colapso vial.

Luego de Semana Santa volvemos a la realidad de nuestras calles: las presas. Hace poco vi un reportaje sobre los países escandinavos y como ellos han diseñado sus ciudades para favorecer al peatón, al ciclista y al transporte público (autobuses, trenes, metro). Simultáneamente, han asignado altos impuestos a la importación y compra de automóviles con el fin precisamente de desestimular su uso y motivar a los ciudadanos a movilizarse por otros medios más eficientes y amigables con el medio ambiente.

Avenida La Centenaria sobre ruta 116.

Aquí en Costa Rica comprar un carro nuevo es caro, pero aun así muchos ticos se siguen endeudando para adquirir uno, en parte quizás porque el transporte público es deficiente y últimamente hasta inseguro debido a la ola de asaltos en buses y paradas. Nuestro país es reconocido a nivel internacional por sus políticas ambientales. No obstante, nos estamos quedando estancados en algunos temas críticos como el del agua (lo cual expuse en mi columna del mes de Febrero 2019, por si gusta leerla https://www.eldistrito7.com/novedades/tures-hoy-3) y en el tema vial, el cual estamos tocando en esta oportunidad. No nos vayamos muy lejos, aquí en nuestro distrito tenemos un par de puentes centenarios de una sola vía que convierten nuestros viajes a San José o Santo Domingo en una especie de penitencia (sobre todo al regreso). A eso súmele ciudades colapsadas de carros, las cuáles fueron diseñadas para un tránsito mucho menor, como es el caso de Santo Domingo, Tibás, Moravia y próximamente San Isidro. Y para ponerle la “cereza al pastel” se han iniciado mega-proyectos como Circunvalación Norte y ampliación del Puente del Saprissa (aunado a la intervención en la ruta Santo Domingo-Tibás), los cuáles sin duda ayudarán a desahogar esta problemática, aunque la duda sigue siendo si esta esta es la verdadera solución a largo plazo. A un año de las elecciones municipales recomiendo informarse bien sobre aquellos síndicos cercanos a nuestra realidad, con los cuáles podamos juntos encontrarle una solución a estos y otros grandes desafíos. Está en nuestras manos decidir si pasamos menos tiempo en un vehículo y más tiempo con nuestras familias.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo